Nº87 - julio 2019

No motivar por decreto

01:43

VD Motivar por decreto

En este vídeo vemos a un jefe que no entiende nada de motivación y reconocimiento

04:54

VC Reconocimiento genuino

En este vídeo explicamos cómo debe el líder dar un reconocimiento genuino que tenga un efecto realmente motivador sobre su equipo

 

Resumen

05:00

SOLO UN RECONOCIMIENTO SINCERO MOTIVA

 

El tema de reconocimiento, del que paródica y exageradamente, como siempre, trata el vídeo que habéis visto, se vincula en general con la motivación. Es decir, reconocemos para motivar. Por nuestra parte, creemos que, además, el reconocimiento tiene mucho que ver con orientación y alineamiento del equipo, con que la gente sepa que está en el buen camino. Desde luego, el reconocimiento, si es genuino, y, además, tiene consecuencias en la carrera del reconocido, es muy motivador. Sobre todo, la falta de reconocimiento es muy desmotivadora, porque ¿Cómo sé que estoy haciéndolo bien si nadie me dice nada? ¿O quizás deba dejar de hacerlo, ya que no parece importar?

La motivación es una de las responsabilidades del líder. Es decir, es una cuestión de liderazgo. Y el problema con las cuestiones de liderazgo es que son algo…resbaladizas. Y de entre ellas, una de las más resbaladizas es la de la motivación. Digo resbaladizas porque son los típicos conceptos que abarcan tanto que acaban por significar cosas diferentes para cada persona. O sea, por no significar nada. Así que, intentemos bajar estos grandes conceptos a la tierra.

De entrada, la motivación la llevamos dentro, y está normalmente intacta el primer día de trabajo. El mero hecho de ser elegidos ya pone el contador en 100. Lo que pasa es que a menudo son nuestros jefes los que la corroen. Por otro lado, es cierto que un jefe que no es capaz de dar sentido a lo que haces desde luego no va a mejorar tu motivación. Ni tampoco un jefe que no te deje crecer.

Así que vamos aterrizando el concepto. Un líder motiva fundamentalmente haciendo dos cosas:

  • Da sentido al trabajo de su equipo. Con un buen líder entendemos cómo estamos contribuyendo a alcanzar las metas. Y las metas de los grandes líderes suelen ser grandes, como ellos. Así que un gran líder nos hace ver lo que, individualmente, aportamos a algo grande. Eso es, sin duda, motivar.
  • Hace que los miembros del equipo crezcan. Para ello les facilita dos herramientas: Dominio y autonomía. Ambas requieren del aprendizaje y la mejora continuas. El aprendizaje requiere, la prueba, la audacia, el error que no tiene consecuencias. Un líder que quiere que los miembros de su equipo crezcan les anima a equivocarse.

Así pues, el reconocimiento por el reconocimiento (Por decreto, como en el vídeo). No sirve para nada. Es más, es negativo, porque, aunque algunos jefes como el nuestro crean que la gente se lo traga todo, resulta que no. Resulta que la gente entiende perfectamente si ese reconocimiento es genuino o si es un “teatrito” del jefe. Y en ese caso deja de creer que ese reconocimiento tenga valor.

Un reconocimiento genuino requiere en primer lugar que el jefe conozca el trabajo de su gente. Para lo cual es una magnífica herramienta el despacho exprés, del que ya hemos hablado en estas lecciones. Un jefe que no se entera de lo que hace cada miembro de su equipo, de cuando actúan siguiendo el procedimiento y cuándo explorando los límites, de las dificultades que encuentran, no puede dar un reconocimiento genuino.

El reconocimiento eficaz, motivador, tiene dos propósitos:

  1. Dejar claro que el jefe está contento con lo que sucede y que quiere más de lo mismo. Es decir, dejarle claro al empleado que va en la buena dirección, que debe seguir por ese camino.
  2. Dejar claro que el jefe percibe crecimiento en lo que la persona está haciendo. Que eso que hace o que consigue le permite crecer a ella y también a la organización.

Y, por cierto, la mejor fórmula para reconocer sigue siendo el feedback positivo:

“Oye, fulanita, cuando haces (dices, logras) esto, entonces (Y aquí viene el impacto positivo de esa acción, expresión o logro), gracias, sigue así”. Porque así dicho, es imposible que no sea genuino,… y se note.Liderazo

¿Quieres saber qué más
podemos hacer por ti?
Contacta con nosotros