Nº2 - abril 2011

Las 3 fuentes del poder II

El Poder del Conocimiento

tiempo 01:48 min

Dramatización: El Poder del Conocimiento

En este vídeo podemos ver un ejemplo de la segunda fuente del poder: «Poder del Conocimiento». Veremos la tercera y última fuente de poder en nuestra próxima newsletter.

tiempo 04:38 min

Videocast

En este videocast verás qué es el Poder del Conocimiento, cuáles son sus ventajas y cuándo utilizarlo, para ser eficaz de forma continuada.

Descargar podcast

tiempo 03:04 min

Resumen

Poder del conocimiento: Aquel que se deriva del reconocimiento por parte del especialista de que su director tiene una mayor experiencia y conocimiento, de que sabe lo que se hace. (Aquél por el que el especialista va a hacer lo que queremos que haga porque nos reconoce experiencia y conocimiento en el tema de que se trata)

El uso de esta fuente de poder es muy eficaz en situaciones en las que el diferencial de conocimiento condiciona fuertemente el resultado. Sensu contrario, tiene su principal limitación en que usado fuera del ámbito al que se refiere el saber hacer del director puede tener consecuencias malas. El «halo» que rodea a un director reconocido por su sabiduría llevará a menudo a la organización a seguirle ciegamente a territorios en los que tal sabiduría no existe. Por lo tanto el uso adecuado de esta fuente de poder requiere del director grandes dosis de humildad para identificar sus fortalezas y debilidades.

Más allá de la cuestión mencionada, hay otras limitaciones en el uso del poder del conocimiento que debemos considerar al utilizarlo. Por una parte el uso excesivo de esta fuente de poder puede llevar a la organización a la uniformidad. Todo se hace al estilo del jefe. Por otra, si el director está dispuesto a compartir realmente su conocimiento, con el tiempo el diferencial con el resto del equipo se reduce y con ello también se reduce la potencia de esta fuente de poder.

Pero quizás el aspecto más delicado del uso del poder del conocimiento es que a menudo se utiliza vinculado a la disponibilidad del director. En estos casos el director no desea compartir su conocimiento porque no desea ver menguado su poder, ya no frente a sus especialistas, sino frente a la organización. Este director no transmite conocimiento sino pautas de comportamiento. No quiere autonomía sino dependencia. Este mal uso del poder del conocimiento no sólo no suma sino que resta capacidades a la organización.

¿Recuerdan el proverbio chino? Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida». Es la base del buen uso del poder del conocimiento.

Bibliografía

¿Quieres saber qué más
podemos hacer por ti?
Contacta con nosotros